VOLVER PAGINA PRINCIPAL -------
VOLVER PAGINA REPORTAJES ------- ................



21/6/06 -- Curiosidades - Laboratorio Científico bajo el monte TOBAZO (Candanchú)


Ubicado bajo el monte Tobazo en la estación de Candanchú , entre el túnel carretero del Somport y el antiguo corredor ferroviario, el centro dedicado a la astrofísica, a la investigación de los neutrinos y la materia oscura, se ha convertido en el segundo más importante de Europa, con una planta de 1.189 metros cuadrados y una superficie total de 1.600
A mitad de los años ochenta, con la intención de localizar un laboratorio subterráneo donde realizar experimentos de detección de sucesos muy poco probables, el grupo de Física Nuclear y Altas Energías examinó el emplazamiento del túnel de ferrocarril de Canfranc. Se trataba de un emplazamiento sin ninguna infraestructura salvo la existencia de dos pequeñas salas de apenas 10 m2 cada una de ellas situadas a 780 metros de la entrada española del túnel a una profundidad de 675 metros equivalentes de agua (m.w.e). En el año 1986 se realizaron medidas preliminares de la contaminación ambiental y la radiación cósmica utilizando una instalación móvil sobre las vías; a continuación se abordaron las labores de acondicionamiento (limpieza, energía eléctrica, teléfono, control de temperatura y humedad, ventilación) de las dos salas que constituirían lo que posteriormente se denominó el Laboratorio 1.
En 1988, el laboratorio de Canfranc contaba con las dos pequeñas salas y un módulo prefabricado reforzado de unos 15 m2 instalado sobre las vías, debidamente anclado, al lado de estas salas. En agosto de 1988, como resultado de una colaboración con la Universidad de Carolina del Sur (USC) y el Pacific Northwest National Laboratory (PNNL), llegó a Canfranc el primer detector de ultrabajo fondo, un detector de germanio hiperpuro. Con él se realizaron medidas preliminares de materiales (plomo, cobre, polietileno, etc.) y, quince meses más tarde, en noviembre de 1989 arrancó el primer experimento (Coinc bb/g) del laboratorio subterráneo de Canfranc (un sistema multidetector con 14 centelleadores de NaI y el detector de Ge para la detección de la doble desintegración beta del 76Ge). Desde entonces, se han realizado numerosos experimentos y el laboratorio ha sufrido considerables ampliaciones y mejoras de las que, a continuación, hacemos un breve resumen. En 1991 se instaló sobre las vías del tren un nuevo módulo prefabricado de 27 m2. Este módulo, junto con el ya existente, se emplazó en una nueva localización a 1200 metros de la entrada española (a una profundidad de 1380 m.w.e.); en este emplazamiento se acondicionó (red eléctrica, teléfono, ventilación, etc.) lo que constituyó el Laboratorio 2.
En 1994 durante la realización de las obras del túnel de carretera del Somport, la Dirección General de Carreteras de la Secretaría de Estado de Infraestructuras y Transportes del Ministerio de Transporte ejecutó, a su cargo, las obras de excavación y adecuación de un nuevo laboratorio de 118 m2 a 2520 metros de la entrada española y una profundidad de 2450 m.w.e. Se realizaron las tareas de acondicionamiento (panelación de zonas de medida y de control, transporte de energía eléctrica, enlace telefónico, etc.). La nueva instalación, denominada Laboratorio 3, estaba operativa a principios de 1995.
Este nuevo laboratorio, mucho más amplio y, sobre todo, mucho más profundo, ha supuesto un salto, tanto cualitativo como cuantitativo, en la actividad investigadora; ha permitido abordar nuevos experimentos y obtener una considerable mejora en los fondos radiactivos. Para las obras de excavación se tuvo que desmontar el Laboratorio 2 y al disponer del nuevo emplazamiento ya no era necesaria su reinstalación por lo que la caseta más pequeña se instaló en el Laboratorio 3 y la más grande se instaló en el exterior del túnel para control remoto y labores de enlace Zaragoza-Canfranc. Las dos pequeñas salas del Laboratorio 1 han pasado a utilizarse como almacén (blindado de la radiación cósmica) de materiales y detectores. Además de las salas experimentales y de control para diversos experimentos, el Laboratorio 3 cuenta con la instalación AMBAR (Aparatos para Medida de BAjas Radioactividades) dedicada a la medida de la radiopureza de materiales y componentes que pueden ser utilizados en los experimentos de bajo fondo y con una instalación de bajas temperaturas.

Fuente: Universidad de Zaragoza (www.unizar.es)